Descubre cómo escoger un tripié para foto y video

En muchas ocasiones nos surgen dudas sobre qué tripié escoger. Los principales puntos que hay que tener claros a la hora de elegir son para qué lo vas a utilizar y, por supuesto, que se adapte al tipo de cámara que tienes.

Descubre cómo escoger un tripié para foto y video 1

Pero vamos a empezar por lo básico.

Qué es un tripié

Un tripié es un accesorio que tiene tres patas, y que permite mantener la cámara estática. Tiene tres partes:

Descubre cómo escoger un tripié para foto y video 2

El cuerpo

Está formado por las patas del tripié y por una columna central de movimiento vertical. Dependiendo de su forma y de cómo esté construido, tendrá una altura mínima y máxima y soportará un peso determinado.

El bloqueo de las patas puede ser enroscable o por pestaña. En estos últimos, hay que tener cuidado porque no es nada difícil pellizcarse los dedos al bloquearlo.

Descubre cómo escoger un tripié para foto y video 3

El cabezal

Es la parte con la que colocamos la cámara en el tripié. Va enroscada en la parte superior del cuerpo, y mediante sus asas hacemos el ajuste del encuadre más preciso. Hay tripiés de cabeza fija e intercambiable, te recomendamos comprar uno con cabezal intercambiable por si tienes la necesidad de cambiarla en algún momento, así no tendrás que comprar un tripié nuevo.

Hay diferentes tipos de cabezal, te hablamos de las más básicas:

  • Cabezal de bola, que son las más cómodas para hacer fotografía estática.
  • Cabezal de joystick, que se utiliza para las mismas ocasiones que las de bola, y también en situaciones de cambios de encuadre constantes. Estas cabezas son más grandes que las de bola y el modo de bloqueo es diferente, se hace a través de un pestillo mientras que en las de bola se hace mediante un tornillo.
  • En fotografía tenemos cabezal 3D y 5D, que es la más recomendada para hacer movimientos de cámara al disparar, como por ejemplo un barrido.
  • Cabezales que se utilizan con cámaras de vídeo son en 2D y sólo trabajan en dos ejes: horizontal y vertical.
  • Las cámaras réflex también se utilizan para hacer vídeo, por eso han diseñado una rótula que combina las características de una 3D y 2D. De ésta manera se puede utilizar la misma cabeza para foto y vídeo. Incorporan un brazo removible para realizar los movimientos panorámicos de la cabeza con más comodidad. Gracias a su fricción, mantiene el equilibrio de la imagen al cambiar el eje. Cuánto mejor sea la fricción, más fluido será el movimiento.

Descubre cómo escoger un tripié para foto y video 4

La zapata

Es la pieza que va enroscada a la cámara para acoplarla al tripié, una manera rápida y práctica de poner y quitar la cámara en el tripié sin tener que enroscarla cada vez.

Tipos de tripié

Existen niveles diferentes de tripiés, para aficionados o profesionales. Las principales diferencias están en el material con el que están construidos, la estabilidad, la fluidez, el peso que pueden llegar a soportar y el peso que pueden suponer para nosotros.

  • Los tripiés de aluminio son más económicos que los de carbono y proporcionan una estabilidad similar. Si haces tus fotos en un entorno controlado y cercano, un tripié de aluminio robusto te funcionará de maravilla.
  • Los tripiés de carbono son mucho más ligeros que los de aluminio pero, eso sí, también más caros. Si eres aficionado a ir por la montaña y recorrer distancias considerables con el tripié a cuestas, no lo dudes, un tripié de carbono es imprescindible.
  • Con una cámara compacta o mirrorless, podemos utilizar los mini tripiés. Son muy prácticos para espacios reducidos, usos más domésticos o viajes. Dentro de los mini tripiés, encontramos los no rígidos como el araña o el gorila, una variación que permite ajustar las patas a cualquier superficie. No es recomendable usar los mini tripiés con cámaras profesionales porque soportan una cantidad de peso limitada.
  • Los monopiés son un soporte de una sola pata, muy práctico para lugares de espacio reducido. Son menos estables que un tripiés, pero más fáciles de transportar. Un monopié es un buen refuerzo para trabajar cámara en mano.

Cuándo utilizar un tripié

Hay algunas situaciones en las que es más que recomendable usar un tripié, estos son algunos ejemplos:

  • En situaciones de exposición larga como fotografía nocturna
  • Para hacer el efecto seda en el agua
  • En tormentas
  • En cualquier foto para evitar la trepidación en la imagen
  • Al usar teleobjetivos, cuando enfocamos a gran distancia
  • Cuando queremos tomar varias fotografías desde el mismo encuadre
  • En un estudio
  • En grabaciones largas, para no cargar tanto rato con la cámara
  • Al usar el auto disparo para autorretratos (“selfies”)
Disponibles en Videostaff
Tripiés, Monopiés y Cabezales para Video
Tripiés y Monopiés para Fotografía

Con Información de: Casanova Foto
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.