Diez consejos para hacer un video de boda

Si hay un día que merece la pena quedar inmortalizado, tanto en fotografías como en video, ese es el día de tu boda. Se trata de mantener vivo el recuerdo de una jornada especial que se comparte con la familia y los amigos más cercanos. Momentos únicos que, una vez convertidos en imágenes, pueden verse tantas veces como se deseen, reviviendo las ilusiones y emociones que rodearon el enlace.

Diez consejos para hacer un video de boda 1

Los últimos avances tecnológicos han propiciado que los videos de boda sean producciones cinematográficas de alta calidad. No sólo se trata de contar lo que ocurre el día del enlace, ya que lo que se ofrece es toda una historia de amor protagonizada por los novios. Prueba de ello es que cada vez se preparan sesiones pre boda más elaboradas, profundizando en distintos aspectos que rodean la unión de los enamorados.

Videos durante la boda

Vivimos un momento en el que todo lo que tiene que ver con este tipo de producciones audiovisuales se está reinventando. Es cada vez más habitual, por ejemplo, proyectar imágenes de la vida de los novios durante el banquete o la fiesta posterior. Lo que empezó como un simple video con fotos de familia y amigos ha ido evolucionando, y ahora se apuesta por ofrecer algo divertido que realmente sorprenda a los invitados.

Diez consejos para hacer un video de boda 2

Lo más común es que las presentaciones consistan en una secuencia de fotos de los novios a lo largo de toda su vida. Pero surgen continuamente ideas novedosas que están renovando un género en continuo cambio. ¿Qué te parece convertir el video de boda en todo un videoclip musical? Es solo un ejemplo pero hay otras muchas ideas que conseguirán que todos los invitados recuerden durante mucho tiempo ese video tan especial capaz de sorprender, emocionar y entretener.

Decálogo para tu video de boda

Les ofrecemos, a continuación, una serie de consejos a tener en cuenta a la hora de conseguir un video de boda inolvidable:

1. Ante todo, naturalidad: La primera regla es que los novios deben pasarlo bien y disfrutar de su día; es lo más importante. Teniendo claro esto, lo mejor es que los protagonistas se relajen delante de las cámaras y sean ellos mismos. Una vez que consigan estar cómodos, todo será más fácil y las imágenes ganarán mucho en naturalidad.

2. Sin miedo a innovar: Si queremos un resultado novedoso y divertido, será mejor que mantengamos una mentalidad abierta y creativa, sin miedo a llevar a cabo algo diferente e innovador. Cada vez más personas demandan un video de boda original y huyen de lo tradicional. Atrévete y arriesga.

3. Planifica los tiempos: Está claro que es un día para disfrutar con la familia y los amigos. Para que las fotos y el video no estropeen un día para compartir con los más cercanos, es bueno tener claros de antemano los horarios de ese día. Fija un tiempo concreto y un lugar cercano para levar a cabo la sesión audiovisual, mientras los invitados disfrutan del cóctel.

4. Un guión personalizado: A la hora de elaborar el video que se pondrá en la boda, una buena opción es que los propios novios y las personas más cercanas elaboren su propio guión. Ideas cien por cien originales (aunque estén inspiradas en historias ya conocidas) para conseguir un reportaje totalmente personalizado.

5. Los invitados también cuentan: Otra gran idea es que la historia sea relatada por amigos y parientes. Tan fácil como invitarles a que, delante de las cámaras, describan a los novios y cuenten esa anécdota tan graciosa que triunfa en todas las reuniones y encuentros.

6. Nadie se escapa del video-call: Cada vez es más habitual hacer pasar a todos los invitados por un video-call para que dejen un mensaje a los novios. Si quieres darle un toque de color, solo tienes que utilizar cualquier elemento de atrezo, desde pelucas y barbas, a gafas de todos los colores, pasando por sombreros o cualquier otra cosa que se te ocurra. Cuanto más estrambótica, mejor.

7. Toque carnavalesco: No hay límites para los más atrevidos. Resulta muy divertido disfrazarse y realizar una boda temática sobre algo divertido. Hay enlaces medievales o basados en una determinada película (desde ‘La Guerra de las Galaxias’ hasta ‘El Señor de los Anillos’), por ejemplo. Y el resultado es siempre espectacular.

8. En clave de videoclip: Los que tengan su vena artista más desarrollada, pueden animarse a escribir una canción que relate la historia de amor de los novios. Luego solo queda grabar un video clip con ese tema y dejar a todos con la boca abierta.

9. Otro tipo de publicidad: Uno de los recursos más novedosos es imitar las cuñas publicitarias que han ido quedando grabadas en nuestra cabeza a lo largo de la vida. Familia y amigos harán de actores, protagonizando piezas breves y de gran dinamismo en donde prime el humor.

10. Ponte en buenas manos: Si quieres conseguir un producto de calidad, el mejor consejo es que confíes en verdaderos profesionales. En TIPOS EN MOVIMIENTO ponemos la creatividad, la innovación y las nuevas tecnologías a tu servicio para lograr el producto audiovisual que satisfaga tus pretensiones.

Lo importante será inmortalizar ese día para conseguir un recuerdo que perdure y que sea divertido volver a revivirlo.


Con Información de: Tipos en Movimiento

5 tips para tomar fotos de producto

La fotografía en la publicidad es un elemento de gran importancia, ésta causará un impacto visual en el consumidor inmediatamente y puede que le sea atractiva o definitivamente rechazada. Todo dependerá de una serie de factores en torno a la composición de tu imagen, el color, el encuadre, profundidad, diseño, entre otros.

5 tips para tomar fotos de producto 1

La cultura visual es anterior a la cultura de la escritura, como sabemos nuestros ancestros ya utilizaban la imagen para comunicarse pues resulta una forma más familiar de identificación y empatía.

De hecho, la mayoría de los publicistas proponen la máxima reducción del texto en provecho de la imagen, pues dicen que el anuncio más eficaz puede llegar a ser el que requiera de la menor lectura posible para su comprensión.

La imagen posee un alto nivel de icoinicidad y facilita la identificación del consumidor, no sólo con el producto o servicio publicitado, sino también con los las personas o las acciones de los personajes de la fotografía.

Pero en esta ocasión nos centramos sólo en el producto, por ello te presentamos 5 tips básicos que puedes segur a la hora que tengas que tomar este tipo de fotografías, sobre todo si no eres aún un profesional.

1. Debes mostrar el producto claramente, alejarlo de cualquier imagen que distraiga la visión. Para ello también es sumamente importante contar con un fondo blanco. Si el producto es de este color, elige un gris obscuro, sin que se note casi negro.

2. Evita usar flash. Esto hará que tu producto conserve en la foto los colores más apegados a la realidad. Lo ideal es usar luz natural o blanca.

3. Utiliza dos fuentes de luz blanca. Esto ayudará a reflejar la luz para que el producto esté iluminado de ambos lados, lo que sirve para  resaltar sus detalles y el relieve.

4. Recuerda que detalle quieres resaltar de tu producto, como  la marca, algún símbolo o el tamaño. Con base en estos elementos define tu enfoque y ángulo. Por ejemplo, si quieres representar una gran altura tu toma puede ser en contra picada.

5. Para realizar una buena composición y sobre todo poder controlar la foto es imprescindible usar un tripié. Además, la distancia focal debe ser mayor a 35mm para evitar que las lineas rectas se deformen y que aparezcan reflejos.


Con Información de: Merca 2.0

Estuches CineBags para equipo profesional

CineBags tiene dentro de su gran variedad de estuches el conjunto CB11, un modelo ligeramente más pequeño al lanzado previamente. El estuche tiene como objetivo organizar y proteger el kit y herramientas de la cámara, mientras que para el trabajo de campo tiene bolsas interiores extraíbles y una nueva y mejorada correa para distribuir el peso cómodamente.

Estuche CineBags Production Bag Mini CB11 2

Basado en el galardonado CB01 Production Bag, el nuevo CB11 ofrece las mismas características funcionales como su mayor contraparte en un paquete más pequeño. Con sus sistemas desmontables de bolsa interior, ayuda a mantener las herramientas y accesorios organizados para una máxima eficiencia en conjunto con la cámara. El nuevo CB11 Production Bag Mini toma su inspiración del diseño de nuestra ganadora CB01 Production Bag en el Premio Ingeniería Broadcast NAB 2003 y refleja notas y sugerencias de nuestros usuarios finales de confianza. En su esencia el CB11 Production Bag Mini cuenta con un sistema de bolsa interior extraíble que permite un interior configurable por el usuario para mantener equipos y accesorios en orden. Otras características incluyen, dos asas que se reúnen en el centro de la bolsa, todas las bolsas exteriores utilizan cremallera de gran tamaño, una nueva y rediseñada correa de transporte con hombrera ajustable, nuevo hardware de metal, así como posibilidad de ver a través de la malla de agarre que se utiliza en el interior de la solapa de la bolsa.

Estuche CineBags Production Bag Mini CB11 5

Principales características

  • Tela impermeable
  • Riel inferior para proteger la tela
  • Vea a través de las bolsas de malla para artículos pequeños
  • Bolsas verticales para líquidos
  • Cuatro bolsas interiores extraíbles
  • Correa para el hombro con almohadilla para fácil movilidad
  • Llavero CineBags

Estuche CineBags Production Bag Mini CB11 10

CineBags se estableció para y por los directores de fotografía y operadores de cámara para dar cabida a las herramientas y cámaras que usamos todos los días. Constantemente prosperamos para crear los mejores estuches, más versátiles y asequibles de engranaje en el mercado para dar servicio a equipos de cámara de todo el mundo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Disponible en Videostaff
Estuche CineBags Production Bag Mini CB11

Con Información de: Photography Monthly

DJI Zenmuse X5/X5R, el nuevo drone de DJI con cámara MFT y grabación 4K

DJI presenta dos nuevos drones, el DJI Zenmuse X5 y X5R, dos nuevos equipos que suponen una mejora notable en la realización de videos con drones al incorporar una nueva cámara de sensor Micro Cuatro Tercios de objetivos intercambiables acoplado al gimball de tres ejes que proporciona un disparo estabilizado y suave.DJI Zenmuse X5X5R, el nuevo drone de DJI con cámara MFT y grabación 4K 1

Entre las principales características del modelo más avanzado, el Zenmuse X5R cuenta con un disco duro SSD de 512 GB que permite grabar video en RAW a través del códec CinemaDNG que genera video sin pérdidas con un brutal bitrate de 1.7 gigabytes por segundo. Esta brutal cantidad de información junto al perfil de color D-Log y 13 stops de rango dinámico, nos permitirá grabar unas cinco horas de metraje antes de que tengamos que vaciar el disco duro.

DJI Zenmuse X5X5R, el nuevo drone de DJI con cámara MFT y grabación 4K 2

Tanto el X5 como el X5R permiten una gama de ISO de 100 hasta 25.600 para que incluso en las condiciones más duras podamos grabar nuestras tomas, y además incluye se incluye el control de la apertura, velocidad de obturación e incluso dispondremos de un slider de enfoque para asegurarnos de que capturamos una toma nítida. En cuanto a los objetivos intercambiables, el Zenmuse es compatible con cuatro objetivos pero se espera que esta gama, naturalmente, aumente.

DJI Zenmuse X5X5R, el nuevo drone de DJI con cámara MFT y grabación 4K 3

El precio del Zenmuse X5 junto al objetivo DJI MFT 15mm ƒ/1.7 ASPH empezará en 5,595 dólares a partir de finales de Septiembre, mientras que el X5R llegará a los 9,845 dólares estará disponible a partir de Octubre sin fecha determinada.


Con Información de: Xakata

Gestión del color más allá del monitor

La gestión del color es todavía una asignatura pendiente entre muchos aficionados y no pocos profesionales. Afortunadamente vamos avanzando -aunque despacio- en la dirección correcta, y poco a poco hay cada vez más usuarios que usan un calibrador y mantienen su monitor bien afinado. Los bajos precios de estos aparatos -en comparación con hace solo unos pocos años- han favorecido su progresiva popularización.

Después de conseguir que pueda uno fiarse de lo que ve en la pantalla del ordenador, el siguiente paso lógico bien podría ser la cámara. Pero, ¿para qué sirve calibrar una cámara? Buena pregunta. De hecho muchos aficionados se estarán preguntando si realmente puede una cámara calibrarse y qué hace falta para ello. Vayamos por partes.

Sí, una cámara puede calibrarse, aunque solo en sentido figurado. Realmente no se calibra en un sentido estricto sino que se perfila, pues en el sensor de la cámara realmente no se ajusta nada. No hay reguladores internos que calibrar, y si los hubiera, estos solo estarían al alcance del servicio técnico de la marca en cuestión.

Lo que realmente se hace es ajustar finamente el posprocesamiento de la imagen para personalizarlo para esa cámara en particular, con ese número de serie en concreto y ese software de posprocesamiento. Digamos que se hace una personalización extrema del revelado para una cámara en concreto.

De esta forma se consigue lo que se busca: que los colores reflejen fielmente la realidad. Y con esto normalmente todo luce mejor. Los colores son naturales, y en mi opinión con solo un poco de saturación o contraste (o ambos) la foto queda prácticamente finalizada.

¿Se nota la diferencia?

Perfilar la cámara tiene como resultado un cambio muy visible respecto a la reproducción de color estándar, que es la genérica. En este sentido hay que distinguir entre dos casos: la respuesta de color del JPEG de cámara y la del RAW. El aspecto de ambos no tiene por qué ser igual. De hecho no lo es en la mayoría de los casos.

El aspecto del JPEG depende de los ajustes de cámara (contraste, saturación, estilo, etcétera), pero la base de ese aspecto ya viene definida de fábrica (principalmente con los estilos) por los ingenieros de la marca. Son ellos quienes determinan cómo va a reproducir los colores.

Gestión del color más allá del monitor 1

En el caso del RAW el aspecto se determina durante el revelado. Si se usa el programa de la marca y se ajusta todo igual que en la cámara (idéntico estilo y demás), el aspecto será el mismo que con el JPEG, al menos en lo relativo a luminosidad, color y contraste. Evidentemente en lo tocante a nitidez, ruido y aberraciones los resultados pueden ser sustancialmente mejores gracias a las amplias posibilidades del posprocesamiento que ofrece el RAW.

¿Y si usamos otro software de revelado? Pues entonces el aspecto (de nuevo, hablamos de luminosidad, color y contraste) lo determinan los ingenieros que lo diseñaron, no los de la cámara. Y también depende de los ajustes que se hagan durante el revelado, claro está.

Gestión del color más allá del monitor 2

Cuando se calibra la cámara el color deja de depender de dónde se ha procesado o con qué cámara se ha fotografiado, porque el aspecto será siempre el mismo, con independencia del camino que se haya seguido. Sí, has leído bien: el aspecto será prácticamente el mismo incluso con cámaras diferentes.

Efectivamente, una de las muchas ventajas de calibrar es que la reproducción del color no cambia al aparcar la vieja cámara y comprar una nueva, porque cuando ambas están calibradas el color es prácticamente el mismo. Viene a ser como antiguamente, cuando cambiábamos de cámara pero seguíamos usando la misma película: el color lo determinaba la película y su revelado, no el cuerpo de cámara. Genial, ¿no?

¿Qué fotógrafos lo necesitan?

Seguro que muchos estarán pensando que los que realmente necesitan pasar por todo esto son lo que reproducen obras de arte. Sí, en efecto, probablemente este es el caso más claro. Pero lo cierto es que cada vez más profesionales de la fotografía lo ven imprescindible, normalmente porque la temática lo requiere o porque sus clientes lo demandan.

Uno de los casos que últimamente me demandan más es el de fotografía de prendas para tiendas on-line. Resulta que los fabricantes de ropa venden cada vez más a través de Internet, pero, ¿qué pasa cuando un cliente compra una camiseta naranja y le llega una roja? Pues que empiezan los problemas.

Esta es una situación compleja, puesto que no solo del lado del fabricante tiene que haber una gestión del color correcta. También tiene que haberla del lado del internauta, lo que no deja de ser una utopía. Aun así, el fabricante debe hacer todo lo posible para que por su parte esté todo correcto. Eso implica que la foto tiene que tener el color perfecto cuando se sube ale-commerce de turno, cosa que solo se consigue -como no podía ser de otro modo- calibrando la cámara.

La fotografía publicitaria es otro de los campos donde también cada vez más se exige una gestión de color más afinada. Fotografía de comida, de producto… porque el cliente siempre quiere que su producto se vea exactamente como es.

Quizás aquí habría que distinguir entre la foto promocional de un alimento genérico (como por ejemplo platos en un restaurante, carnes, bocadillos, hamburguesas…) y el producto de marca (galletas, quesos, chocolates…).

Gestión del color más allá del monitor 3

En el primero no prima tanto la fidelidad del color, sino hacer aparecer el producto en cuestión como muy apetecible, con lo que unos gramos de contraste y una pizca de saturación siempre vienen bien. Muy posiblemente, si la foto se ha tomado con una cámara bien calibrada, ese extra de color lucirá mejor que a partir de la interpretación genérica del fabricante.

Gestión del color más allá del monitor 4

Es en el segundo caso cuando normalmente se requiere una gestión de color más exacta, puesto que cualquier pequeña variación del mismo puede tirar al traste con el resultado. Porque ningún cliente quiere ver su producto con el color de la competencia, especialmente cuando se trata de un tipo de comida o bebida cuyo competidor usa colores muy parecidos.

Gestión del color más allá del monitor 5

Por Defecto

Gestión del color más allá del monitor 6

Calibrada

La fotografía de vehículos es una de las áreas donde quizás la gestión del color se usa de forma más puntual. Uno de los casos más conocidos es el del famoso rosso corsa que utiliza Ferrari en sus deportivos, pero en realidad todos los fabricantes se emplean a fondo cuando se trata de reproducir sus colores, a los que gustan de bautizar –como hemos visto- con nombres poéticos y sugerentes.

Pero la dura realidad es que no es nada fácil representar ese impactante color en la foto final. Y precisamente de los más puñeteros es el rojo intenso, que tiende a irse a naranja. En ocasiones basta darse un paseo por las publicaciones del mundo del motor para encontrarse buenos ejemplos de cuan diferente puede verse el mismo color en diferentes fotos.

En la fotografía de naturaleza (en todo su ámbito) la calibración de la cámara también se pide cada vez más. Todos quieren ver en sus fotos el color exacto de esas hojas de árbol, del pelaje de ese animal o del plumaje de ese ave. Un caso especial es el de los biólogos, que lo valoran especialmente, aunque también es extensible a especialistas como los ornitólogos. Para ellos, una ligera desviación en el matiz de un color puede suponer que en vez del macho sea la hembra.

Gestión del color más allá del monitor 7

Por Defecto

Gestión del color más allá del monitor 8

Calibrada

Otra aplicación es la fotografía dental, especialmente la orientada a prótesis. Si el odontólogo tiene conocimientos de fotografía y dispone de una cámara calibrada, podrá capturar el color real de los dientes naturales del paciente.

De esta forma podrá enviar al protésico las imágenes y tener la tranquilidad de que este creará una prótesis con un color muy fiel al original, sin que el paciente tenga que desplazarse al laboratorio para que le examinen en persona. Obviamente, el protésico tendrá que usar un buen monitor, y bien calibrado.

Otros ejemplos podrían ser la fotografía forense o de otras muchas especialidades médicas, así como la dedicada al control de calidad del producto alimentario (frutas y verduras, carnes, pescados…) o la fotografía de espacios (paisaje natural, paisaje urbano, interiores…) y retrato.

¿Qué se necesita?

Perfilar la cámara es un proceso que no es excesivamente complejo en cuanto a los pasos que hay que seguir ni tampoco excesivamente caro en cuanto al material necesario. Lo que sí es bastante difícil es obtener un perfil de alta calidad.

En primer lugar hace falta una carta de color especial, como puede ser alguna de las ColorChecker o una buena IT8. No son caras y pueden adquirirse en tiendas especializadas, y en general, cuanto más brillantes, saturadas y más parches de color tengan, mejor. Conviene apuntar que, aunque pueden realizarse perfiles con casi cualquier carta de color, las menos recomendables son las que tienen pocos parches, ya que producen perfiles con poca riqueza de información.

Gestión del color más allá del monitor 9

Luego necesitamos disponer de la iluminación, que idealmente debe ser la misma que se use después en las fotos. Los fotógrafos de estudio preferirán emplear su propio equipo de iluminación, pero también puede hacerse con luz natural, que permite que se use en una gran variedad de situaciones sin tener que crear un perfil para cada caso, aunque es mucho más difícil de controlar.

Finalmente hace falta un software especial para generar el perfil de color. Como en casi todos los ámbitos, los hay básicos, avanzados, gratuitos y de pago, y los resultados pueden variar sustancialmente de unos a otros. Para alguien que empieza, uno gratuito es una excelente opción. Para un profesional, sin embargo, lo idóneo es un potente software más ajustado a sus exigencias.

¿Cómo se hace?

Básicamente el proceso consiste en fotografiar la carta de color con la mayor calidad posible. Se ha de utilizar la iluminación que luego vaya a emplearse para fotografiar. Una vez obtenida esa captura, se introduce en un software de generación de perfiles, y con este ya generado se instala en la aplicación en la que vayan a procesarse los RAW. A partir de aquí ya se pueden comenzar a revelar los RAW con el nuevo perfil de cámara. Crear el perfil no es difícil. Crear un perfil con gran precisión es otra historia.

Otra opción consiste en contactar con un profesional especializado que ofrezca este tipo de servicios, como hacen mis clientes. Lo que se suele hacer en estos casos es o bien desplazarse al estudio del fotógrafo para hacerlo in situ, o bien enviar la cámara –debidamente protegida, como es obvio- para que quien ofrece el servicio se encargue de todo el proceso. Una vez hecho, se devuelve la cámara y se recibe el perfil por correo.

Gestión del color más allá del monitor 10

Llegados a este punto, más de uno estará ya pensativo dándole vueltas a una cuestión: si el perfil es para mi cámara, que hace ya no sé cuántos años que tengo y que es la misma desde el primer día, ¿puedo volver a revelar mis RAW pero usando el nuevo perfil?

¡En efecto! Precisamente esa es la última ventaja de todo este proceso: que incluso podremos volver a revelar nuestras fotos de hace meses o años que tomamos con esta misma cámara y disfrutar de un color renovado. Y todo por el mismo precio.


Con Información de: Que Sabes De